ROSESGUIDE

ROSESGUIDE
MI WEB

lunes, 10 de marzo de 2008

Enhorabuena


Enhorabuena.Todavía no sé qué me vas a preguntar, pero me opongo...

La frase anterior debería ser la contestación de un típico político, pero hay que ser dignos y reconocer la victoria del oponente o enemigo (no confundir con el "todo vale").

Se abren nuevamente 4 años de legislatura y hay que dejar pasar al menos la tregua o "100 días" de andadura para empezar a ver el camino que toma la nueva coyuntura política.

Sin lugar a ninguna duda hay que reconocer que la victoria de ayer ha sido democrática, no comparable para nada a la de las elecciones del 2004 en la que debido al atentado de Madrid no se podía decir que las elecciones hubiesen sido ganadas con dignidad.

El mapa político que se abre no es para nada semejante al de la anterior legislatura y, a pesar de la derrota electoral, creo que habrá menos confrontación por parte de todos los partidos.

Los acuerdos postelectorales nos dibujan un panorama a medio plazo bastante halagüeño. Según mi opinión durante los primeros 3 años se abordarán temas de carácter económico (la crisis ya ha comenzado), territoriales (el mapa político no está tan cargado de minorías desestabilzantes), e irá pasando de una manera pausada. El último año será, como suele pasar entes de nuevas elecciones, de confrontación preelectoral.

Las alianzas tampoco me dan ningún tipo de miedo. CiU es un partido moderado y siempre ha sabido estar a la altura de las circunstancias. Creo que sabrán rentabilizar sus votos y no van a tomar determinaciones apresuradas en vías de unas elecciones anticipadas en Catalunya, que se preveen antes de finalizar la legislatura catalana.

Además teniendo en cuenta la caída "en picado" tanto de IU y de ERC motivo del que por supuesto me alegro muchísimo, se abre un futuro de menos confrontación y por el efecto tiempo esos partidos minoritarios estarán inmersos en una lucha por no desaparecer y por ende llegarán incluso a no ser más que un testimonio simbólico de lo que creían ser. Así en algunas comunidades podremos vivir, espero, un poco más tranquilos y no ser repudiados como la peste por pensar lo que piensa una gran mayoría del electorado.

La entrada del UPyD, en un futuro partido bisagra, de Rosa Díaz de un carácter esperemos moderado (como lo fue en su día el por mi añorado Partido Reformista de Miquel Roca) hacen entrever una consolidación definitiva del bipartidismo en toda España a excepción de Catalunya y Euskadi. No conozco el caso del PNV, pero por vivir en Catalunya estoy convencido de la prudencia y la visión de estado de CiU.

O sea y en definitiva, creo que han sido unos resultados tristes, en cierta manera, por no haber visto al PP ganador; pero al mismo tiempo esperanzadores puesto que abren un futuro más tranquilo para los próximos 4 años en el terreno político.

Cómo sé que me van a cuestionar el no ser un poco más radical, siempre me queda la primera frase de este post: "
Todavía no sé qué me vas a preguntar, pero me opongo..."


No hay comentarios: