ROSESGUIDE

ROSESGUIDE
MI WEB

sábado, 25 de agosto de 2007

Menos requisitos burocráticos para viajar entre España y Australia.

Los titulares de pasaportes españoles que viajen a Australia por motivos de turismo o de negocios para periodos de menos de tres meses podrán obtener, de un modo simple y rápido, una Autorización Electrónica de Viaje en el momento de realizar sus reservas de viaje, o a través de la Embajada en España. Los viajeros australianos que visiten España por motivos de turismo o negocios pueden ahora entrar en España (y en los otros países de la zona Schengen) durante un periodo de hasta tres meses sin necesidad de visado.

Los visados tradicionales son todavía necesarios para estancias superiores a tres meses o por otros motivos distintos a turismo o negocios.

La Autorizació Electrónica de Viaje australiana se procesa en cuestión de minutos. No existe un visado sellado en el pasaporte del viajero, y la autorización se envía de forma electrónica al terminal de facturación del aeropuerto y a las autoridades de inmigración australianas, con lo que se facilita la entrada en Australia.

El año pasado aproximadamente unos 15.000 españoles visitaron Australia, y unos 80.000 australianos visitaron España. Se espera que el número de visitantes españoles a Australia y de australianos a España siga aumentando con los nuevos acuerdos establecidos ahora, con convenientes vuelos entre España y Australia y con el creciente interés de los viajeros por nuevos e interesantes destinos.

5 comentarios:

jovialiste dijo...

Es una buena medida; pero no debieran existir los visados ni los pasaportes en un mundo de verdad moderno y global. En cuanto a los inmigrantes clandestinos la única forma efectiva de que no existan es que las Naciones Unidas dediquen sus esfuerzos a desarrollar todas las naciones.

certificado dijo...

Si bien es cierto que los individuos han de tener la libertad de ofrecer sus servicios en cualquier lugar del mundo, también lo es que los demás han de tener la capacidad de aceptarlos o de rehusarlos por las razones que estimen convenientes. La libertad de migración no implica que un “extranjero” tenga el derecho de ir donde le plazca, sino donde se le quiera recibir. En una organización social sustentada en la propiedad privada, los derechos de los individuos son condicionales, es decir, se permite el acceso a la propiedad de otro a condición de respetar las reglas y pagar el precio eventualmente demandado. De esta manera, el derecho de exclusión, con independencia de los criterios con los cuales se ejerza, es un ejercicio legítimo en una sociedad liberal y abierta, así como un mecanismo de autorregulación .

jovialiste dijo...

Sé que todavía es utópico; pero en un mundo global unido no puede haber nacionalismos, ni tampoco extranjeros, sí localismos, regionalismos.
Nosotros como especie humana, todos estamos muy atrasados. Pero como especie todos somos seres humanos, pertenecientes a la misma especie y como tales con la misma dignidad, derechos, y obligaciones naturales. Ustedes, y otros tienen problemas con la inmigración no deseable actualmente, porque esa gente no ha tenido la misma suerte en los últimos veinte o treinta años, que ustedes han tenido con el acceso a la comunidad de naciones europeas, y la explotación del Sol de España entre los caras pálidas del norte de Europa.
Esos bloques son un comienzo para que no haya guerras entre europeos.
Para que reine la paz entre todos los pueblos y entre sus componentes, es preciso que no haya diferencias, irritantes o no. Todo ser humano tiene derecho a lo mejor. Los que hoy están mal, puede que en el futuro estén mejor que ustedes, y entonces ustedes pretendan hacer acuerdos facilitadores del turismo o del conocimiento como ahora lo hacen con Australia.

certificado dijo...

Señor Jovialiste. Me gusta en el fondo su forma tan bella y por supuesto utópica de ver la vida.
El problema estriba en que la realidad supera de largo a la ficción.
Díagame lo que para Ud. es localismo, regionalismo con los que Ud. está de acuerdo y que son a su opinión nacionalismos que Ud. desaprueba.
Por lo que se refiere a la especie humana y su atraso no sé a lo que Ud. quiere hacer mención, perdone mi ignorancia, pero ¿en que cree Ud. que avanzaremos para no seguir atrasados y con qué o quién comparamos el atraso?.
Nadie duda de los derechos humanos, pero... ¿hay alguien cuerdo que aún crea en la ONU y en su forma de actuar?
Me hace un relato bastante "cristiano" sobre los pobres inmigrantes y los problemas de la inmigración no deseable. Por cierto ¿cuál es para Ud. la inmigración deseable?.
El problema de la inmigración es la corrupción que hay en los países de envío de inmigración en general, repito, de muy bajo poder de adaptación debido a su bajo poder cultural. En general, siempre hay por supuesto excepciones, la mano de obra inmigrante sale de su país porque en él no encuentra futuro debido a su baja formación... No confundamos inmigración con asuntos políticos (refugiados) de los que otro tema nos ocuparía en diferentes posts.
Según Ud., todo radica en la suerte de los últimos 20 o 30 años con la entrada de España en la UE y la explotación del Sol. Me gustaría discutir este punto. Italia, por ejemplo, que lleva más años que nosotros en le UE y que era un país de referencia en ese asunto llamado turismo está en la actualidad a años luz de España. Cómo sabrá somos el 2º país más turístico del mundo por detrás de Francia. Con ello quiero decir, que no importa sólamente cómo se ha entrado en la UE (creo que mal, pero ya estamos dentro) y creo que el factor humano en España ha sido de gran ayuda para la adaptación. Quizás por haber salido de una dictadura y por ser reconocidos como los "prusianos de los latinos" y debido al esfuerzo de cada uno de nuestros compatriotas ha realizado, hayamos podido salir del retraso enorme que nos separaba y aún nos separa de los 12 estados anteriores a la nueva ampliación.
No estoy de acuerdo en dividir al mundo en bloques, aunque veo que Ud. cree que ello evitará conflictos entre europeos.
La economía no conoce los bloques y la expansión económica no conoce fronteras.
Repito que es muy bucólica su forma de pensar en la paz entre todos los pueblos, la alegría, la felicidad, etcétera. Cómo pensamiento está muy bien, pero como realidad es por desgracia imposible.
Luchando contra la corrupción en el país de origen, es cómo los ciudadanos tendrán más acceso a la libertad y cómo podrán progresar. Pero no envidiando y inmigrando de una forma incontrolada.
"No des peces al pobre, enséñale a pescar".
Un saludo

resaca dijo...

T'aniràs a Austràlia?. Quina sort!