ROSESGUIDE

ROSESGUIDE
MI WEB

viernes, 10 de agosto de 2007

Alt Empordà

L’Alt Empordà es la comarca de Cataluña situada más al NE, limitando por levante con el Mar Mediterráneo, por el norte con el Rosselló y el Vallespir, por poniente con La Garrotxa y El Pla de L’Estany y por el sur con el Gironès y el Baix Empordà.
L´Alt Empordà está formado básicamente por una llanura aluvial recorrida por los ríos Muga y Fluvià, abierta entre la pirenaica Sierra de Albera y una franja de tierra de escasa densidad al norte, y la pequeña Sierra de Valldavia y el macizo de Montgrí, al Sur. Este territorio está marcado pues, por la proximidad existente entre el mar y el Pirineo.
La capital de la comarca es Figueres, mundialmente conocida por albergar el Teatro-Museo de Dalí donde se conserva buena parte de la obra del pintor. No debemos olvidar que l´Alt Empordà es la tierra que cautivó a este genial artista y desde este museo se puede iniciar un recorrido por la vida del pintor que se complementa con la visita al castillo de Pùbol (en el Baix Empordà) y a la casa de Port-Lligat, en Cadaqués. Figueres también cuenta con del Museo del Juguete de Cataluña y el Museo del Empordà.
Esta hermosa comarca, que cuenta con una extensión de unos 2.000 Km. cuadrados, es rica en espacios naturales de gran interés ecológico.
Destaca el Parque Natural de Aiguamolls de l’Empordà, que con una amplia extensión de marismas es hoy el refugio de numerosas aves migratorias y destaca a nivel internacional por su importancia ecológica.
El Parque Natural del Cabo de Creus, con 10.787 metros cuadrados de espacio terrestre y 13.073 de espacio marítimo, abarca las poblaciones de Cadaqués, El Port de la Selva, Llançà y Roses y los núcleos interiores de La Selva de Mar, Palau-Saverdera, Pau y Vilajuïga. Destaca su paisaje geológico dominado en gran parte por la roca desnuda donde se manifiestan fenómenos de metamorfosis, plegamientos y fracturas que permiten analizar la evolución de las tierras del paleozoico inferior en Cataluña. La belleza inigualable de este paraje se realza más si tenemos en cuenta que nos encontramos en el extremo más oriental de la Península Ibérica.
También cabe destacar la importancia de la Sierra de Albera que constituye el tramo más oriental de los Pirineos y abarca desde el collado de El Pertùs hasta el Mar. Esta sierra tiene unos 25 Km. de largo y sus picos culminantes son el Puig Neulos y el Puig de Pastors. Como puntos de interés de este paraje natural podemos destacar el Bosque de La Macana, los Lagos de la Jonquera y el Centro de Reproducción de Tortugas de l’Albera creado para la conservación de la tortuga mediterránea.
Todos estos lugares poseen también un enorme patrimonio artístico de gran importancia debido a la variedad de culturas que a lo largo de los siglos han dejado su huella en este territorio tan estratégicamente situado.
La Sierra de l’Albera se caracteriza por poseer una de las mayores concentraciones de monumentos megalíticos de toda Cataluña siendo algunos de ellos los dólmenes de Canadal, de Mas Baleta , dels Mesclants o los dólmenes de la Cabana Arqueta entre otros muchos.
También son importantes los yacimientos arqueológicos de esta comarca que permanecen como fieles testigos del paso de las culturas griega y romana. Así destacamos el conjunto monumental de Empúries, en la villa de L’Escala, el cercano núcleo medieval de Sant Martí d’Empúries y la ciudadela de Roses en cuyo yacimiento se han encontrado restos del barrio helenístico y de la villa romana entre otros.
En cuanto al estilo románico, ampliamente representado también en el Alt Empordà, el monasterio benedictino de Sant Pere de Rodes es una de las mayores joyas con las que cuenta la comarca.
Los numerosos lugares de interés turístico que posee esta bella comarca han dado lugar a un importante desarrollo de este sector que ha sabido conjugar la modernización de sus localidades con la conservación de su encanto natural. Poblaciones como Roses, Cadaqués o Port de la Selva son hoy importantes núcleos turísticos que no han perdido todavía el sabor de los pueblos costeros.
Recorrer los espacios naturales, descansar en sus limpias playas, practicar deportes acuáticos, pasear a caballo o en bicicleta y conocer el rico patrimonio cultural son algunos de los muchos atractivos que esta comarca ofrece a sus visitantes que, sin duda, no se arrepienten de su elección.
Famosos son también sus vinos de la denominación de origen Empordà-Costa Brava, las anchoas de L’Escala y sus platos típicos que saben conjugar con arte, los productos del mar y la montaña.

No hay comentarios: