ROSESGUIDE

ROSESGUIDE
MI WEB

miércoles, 4 de abril de 2007

FAMILIA ACTUAL

La familia es el lugar donde se construye la identidad individual y social de las personas. De ahí su importancia para la organización social y para la psicología de los individuos. La socialización, como configuración inicial del ser humano, se hace en familia. Tanto las relaciones entre los sexos como las relaciones entre las diferentes generaciones se producen de forma inicial, y fundamental, en el interior de la familia. La sociedad española ha sufrido una transformación enorme en las tres últimas décadas y la institución familiar está en el centro de todos los cambios. La familia, al estar en el centro de la sociedad, se ha visto afectada como institución por todos los cambios económicos y políticos de estos años y ha ido transformándose. Crear un nuevo modelo de institución familiar ha sido siempre el instrumento, o el objetivo final, para acceder a nuevas formas de organización política y social. Por tanto, todo cambio político ha venido acompañado siempre de profundas transformaciones en la legislación familiar.
La llamada "transición política" ha significado el paso de un modelo tradicional de familia con numerosas protecciones legales, a una nueva situación en que la nueva forma de entender la familia se muestra carente de límites políticos, sociológicos, éticos y morales (desapareciendo además toda la protección legal, hasta ese momento existente). El aparente "leit-motiv" de la nueva sociedad, pasa por dejar al individuo solo y desprotegido ante el nuevo sistema económico. Carente de cualquier concepto de ciudadanía y/o pertenencia a la sociedad en la que vive. El mismo concepto de sociedad sufre una profunda transformación, llegando a ser considerada como una mera "amalgama de individuos consumidores". A pesar de todos estos cambios y de la carencia de una política social en la España actual, la familia continúa siendo un instrumento extraordinariamente importante para la cohesión social. La familia es la que presta ayuda en caso de enfermedad, es la que se ocupa de la crianza de los hijos, del cuidado de los ancianos, la que aporta sustento en situaciones de paro prolongado y, en gran medida, la que asume las tareas domésticas en los hogares donde la mujer se ha incorporado al trabajo extradoméstico.Por todas estas razones, la familia sigue siendo la institución más valorada por los españoles. Queda abierto el interrogante, por tanto, con respecto a los cambios sociales que nos traerán las nuevas interpretaciones que del concepto de familia tradicional hacen nuestros políticos. Es de esperar que el buen juicio de los ciudadanos españoles sepa contrarrestar tanto experimento sociológico que se nos avecina.

No hay comentarios: