ROSESGUIDE

ROSESGUIDE
MI WEB

sábado, 17 de marzo de 2007

El turismo de hormigón.


Tienen que cambiar muchas cosas.
La escasa consideración que tiene hoy la política para una gran cantidad de ciudadanos, en los que me incluyo, nos confiere el deber de evaluar serenamente un cambio de actitud.
Hay municipios turísticos en los que, contra toda lógica y contra toda evidencia económica, se multiplican los apartamentos vacíos el 90% del año y escasean los equipamientos hoteleros y turísticos. Lo cual es malo para el empleo y la economía local y malo para el medioambiente. Se utilizan recursos naturales valiosísimos y cada vez más escasos para ser utilizados en forma de hormigón.
El tiempo transcurre inexorablemente y las prácticas judiciales derivan en que muchos corruptos jamás serán sentados en el banquillo de los acusados. Cómo en la política, los ciudadanos tampoco confían en la justicia.
Deseamos organismos de control capaces de frustrar las operaciones de corrupción mejor urdidas.
Deberíamos prepararnos para prevenir y llevar a los responsables ante la Justicia, pero que ésta funcionase. ¡Qué utopía!
Deberíamos intentar deslocalizar sectores productivos enteros invirtiendo en investigación y desarrollo, incrementando la competitividad de nuestra economía, y sin embargo enterramos nuestros siempre escasos recursos en improductivo hormigón.

Deseo que nuestro pueblo recupere la fe, en la capacidad humana de cambiar la historia.

No hay comentarios: